¿Necesitas hacerte unos estudios de laboratorio, pero te aterran las agujas?... Tal vez seas belonefóbico

La belonefobia es el temor a las agujas y en Clínica Universidad te ayudamos con unos tips para que lo superes y puedas ir sin miedo a hacerte los análisis clínicos que necesitas.

1. Platica del miedo a las agujas con tu doctor y con el personal del laboratorio clínico.
  • No tengas pena en contárselo, seguramente no serás el primero
  • Contar lo que sientes y la empatía te ayudarán a tranquilizarte
  • El personal médico puede darte opciones para realizar el procedimiento
  • Pueden darte consejos para que el proceso te produzca menos ansiedad y menos dolor
2. Durante los análisis colócate en una posición cómoda
  • Recuéstate o siéntate de manera correcta para evitar caídas en caso de que te desmayes
  • Levantar las piernas ayuda a aliviar la ansiedad
  • Comenta con el personal del laboratorio en caso de que sientas mareos, zumbidos en los oídos, náuseas, agruras o dolor de cabeza
  • Para no desmayarte puedes masticar un chicle, los niveles de azúcar aumentarán tu presión y ritmo cardiaco (esto no aplica si tus pruebas son para medir niveles de glucosa)
3. Lleva una distracción
  • No pienses en la aguja ni en el piquete días antes, ni minutos antes porque así sólo aumentarás la ansiedad y hará el proceso más incómodo
  • Lleva a un amigo o un familiar para que te distraiga
  • Tu compañero puede apretar tu mano para que distraigas a tu cuerpo de la sensación del piquete
  • Escucha música en tu iPod o en tu celular y canta para bajar tus niveles de ansiedad
  • Trata de decir el alfabeto al revés
  • Piensa en cosas felices
  • ¡Usa tu otra mano para pellizcarte! El cerebro sólo puede concentrarse en un dolor a la vez
  • Lleva algo para morder, como una paleta o un chicle
4. ¡No mires!
  • Asegúrate de que la aguja sea nueva y no la vuelvas a ver, mirar la aguja en un momento de ansiedad te hará creer que es más grande de lo que realmente es
  • A algunas personas les va bien cerrar los ojos
  • Otros prefieren distraerse mirando todas las cosas que hay en el laboratorio, alguna lámina de información, pinturas o cualquier cosa que tengan alrededor
5. ¡Relájate!
  • Respira lenta y profundamente para calmer tus nervios
  • Recuérdate lo fuerte y valiente que eres y que no hay razón de temerle a algo tan pequeño
  • Una inyección duele más en un músculo tenso, así que relaja tus brazos antes de recibirla
  • No te muevas mientras recibas la inyección, además de que aumentaría el dolor, es posible que tengan que aplicarla de nuevo
  • No esperes el dolor

Si has intentado todo esto y no funciona, pregunta a tu doctor si puedes tomar un ansiolítico antes de tus estudios de laboratorio.

Recuerda que en Clínica Universidad realizamos estudios de laboratorio especializados.